martes, 1 de junio de 2010









Una docena de tigres, dos osos y tres leones se encuentran abandonados en medio de un conflicto entre los dueños de un circo que decidieron poner fin a su sociedad por diferencias hasta el momento no dilucidadas.

Los animales se encuentran en un predio privado de la ciudad cordobesa de Bell Ville y la parte que se quedó con las bestias reclama una urgente intervención por parte de las autoridades, ya sea provinciales o nacionales, para que se pueda brindar una mejor atención.

María Eugenia Fernández, de la Protectora de Animales Lorenzo Moroni de Bell Ville, en diálogo con Cadena 3 señaló que ha tomado intervención en el conflictivo tema y que está trabajando en la tarea de derivar los animales a entidades oficiales como son Fauna de la Nación y Fauna Ambiente de la Provincia.

“Lamentablemente es una problemática que se nos plantea de casualidad. Se comunicó una de las dueñas del circo para ver a dónde podía donar este tipo de animales y nosotros, como protectora, estamos actuando. Si bien los animales están en un predio seguro no tienen las condiciones ideales para vivir”, señaló.

En ese sentido, aseguró que los animales siguen siendo alimentados por su dueña.

“El circo es el que se hace cargo del alimento de los animales. Son bestias que nacieron en cautiverio. Es lamentable verlos así a costas de la diversión de los humanos. Se trata de dos osos, tres leones y 12 tigres. Estamos viendo los contactos, han hablado de varias fundaciones, los han derivado a Fauna de la Nación. Hoy tengo que hacer unos llamados a esta dirección nacional que es la encargada de fiscalizar los animales. La Policía ha informado a Fauna Ambiente y ellos también han avisado a la Nación”, agregó Fernández.

Por otra parte, adelantó que el circo va rumbo a la localidad de Hernando para continuar con su show, ya dividido. “La dueña del circo es de apellido Palmussi. No es de Buenos Aires, tiene domicilio en Lujan, pero son itinerantes”, culminó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario